El día que se luchó y murió en toda Cuba

Ese día noveno de abril, al decir de Faustino Pérez, se luchó y murió en toda Cuba. Por ello cada día 17 de abril regresan familiares y combatientes que participaron en la Huelga del 9 de Abril de 1958 a rendir merecido tributo al sitio donde fueron arrojados salvajemente los jóvenes revolucionarios, Sergio, Melquíades, Conrado, Hernán Marañón Pérez y un primo de ellos, Marcelo Pacheco Pérez. Veintiseis de los jóvenes asesinados por la sangrienta tiranía de Fulgencio Batista en aquella heroica epopeya huelguística. El mayor tributo de una ciudad en el país.

Durante la Huelga del 9 de Abril la ciudad de Santiago de Cuba vivió días intensos. El heroísmo de muchos combatientes y la sangre de otros signaron esta fecha como una de las más gloriosas durante la etapa insurreccional contra la dictadura batistiana.

Cuba-tributo
Tradición histórica de visitar el lugar donde reposan los restos de los mártires

En disímiles puntos de la geografía cubana los revolucionarios se lanzaron al combate. Más de un centenar de muertos costó el intento.

Como es conocido el suceso constituyó un fracaso pues el objetivo propuesto no fue logrado. Envalentonada la tiranía preparó la llamada Ofensiva de verano, mediante la cual lanzó más de diez mil hombres sobre los territorios de la Sierra Maestra y el Segundo Frente Oriental.

Así, el 3 de mayo de 1958, se realizó en Alto de Mompié, escenario guerrillero, una histórica reunión del Movimiento 26 de Julio, donde se hizo un crítico análisis sobre los factores que determinaron el revés y se adoptaron importantes decisiones que condujeron a la victoria final.
De esa reunión emanó la decisión de nombrar a Fidel Castro como Comandante en Jefe de todas las fuerzas, es decir, de la Sierra y del Llano, incluyendo a las milicias. El Ejército Revolucionario del Movimiento 26 de Julio pasó a nombrarse Ejército Rebelde, como expresión no de representación de una organización, sino de todo el pueblo.

La tan cacareada ofensiva enemiga, bautizada por ellos como Plan FF, es decir, Fin de Fidel, terminó siendo FF, pero con un contenido distinto: Fin de Fulgencio. La dictadura fue finalmente derrotada y se produjo entonces el hecho más trascendente de la historia cubana del siglo XX: el triunfo de la Revolución Cubana.

Esta mañana como cada año, regresan al Obelisco que recuerda el asesinato, familiares de los caídos junto a combatientes de la huelga del 9 de abril. Acompañados de jóvenes y pioneros de la localidad de Ratonera realizan el homenaje agradecido y el compromiso eterno de continuar defendiendo esta tierra, este cielo y esta bandera con su sangre abonada.

Juan Carlos Roque Alonso

Juan Carlos Roque Alonso

Periodista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *