El ejército de Batista durante la batalla de Maffo

El ejército de Batista se atrincheró durante 20 días del mes de diciembre de 1958 en las naves y almacenes del Banco de Fomento Agrícola e Industrial de Cuba ubicadas en el poblado de Maffo.

En la citada instalación, los soldados del gobierno tiránico, estuvieron comandados por el Comandante Hernández Ríos, militar que nunca aceptó la derrota y que maniobró todo el tiempo para lograr un pacto de paz con los rebeldes, digno de la tropa que dirigía.

El 14 de diciembre de 1958 se produjo una tregua en los combates de Maffo; Hernández Ríos le comunicó a Fidel Castro a través de un enlace, que aceptaba la rendición, si le permitían retirarse  con todo su armamento a la ciudad de Bayamo. Las condiciones exigidas por el militar batistiano, no fueron aceptadas por el alto mando rebelde y prosiguió la batalla.

Hernández Ríos solicitó a sus superiores en Bayamo, que enviaran con   urgencia una  tropa de refuerzo, pues era la única manera de contener el ataque del Ejército Rebelde y aspirar un posible pacto  para salir de aquel cerco con todo el honor respetado.

Las autoridades militares de Bayamo comprendieron  la urgencia, por lo que el 15 despacharon un Batallón de Infantería y tanques Sherman, con órdenes de avanzar desde Jiguaní e ir por el norte de Baire a Maffo y reforzar la tropa sitiada, al mando del capitán Rafael Verdecia.

El 16 de diciembre, tropas rebeldes al mando del capitán Reinaldo Mora y del teniente Ernesto Rosales (Netico), entablaron combate en el cruce de caminos denominado “La Anacahuita” y con bravura e inteligencia, rechazaron el avance del refuerzo enemigo a pesar del hostigamiento de la aviación, que esparcía metralla y bombas  por doquier, incluyendo el pueblo de Maffo.

El Combate de Cruce de la Anacahuita fue vital en el destino de Maffo. Gracias a la pericia de los hombres que se batieron allí, el Comandante Hernández Ríos no recibió el Batallón de refuerzo esperado, su moral combativa decayó y según información de inteligencia, el teniente Antonio Regueira asumió el mando en los últimos días.

Arnoldo Fernandez Verdecia

Arnoldo Fernandez Verdecia

Periodista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *