¿Drogas? No, gracias

Enseñarle a los jóvenes a decir a las Drogas, No, gracias, constituye un reto para la sociedad cubana. Justo para que este no sea un problema de salud en la Isla, el tema del consumo de drogas llega hasta la escuela, la familia y la comunidad.

Desde el sector educacional se trabaja en el fortalecimiento de valores y actitudes que formen a adolescentes y jóvenes como seres responsables, reflexivos y con criterios propios.

Precisamente el rechazo de los más jóvenes a las drogas deviene una de las prioridades en el trabajo preventivo por parte de la dirección de Educación en Contramaestre en este curso escolar.

Alexys Camejo, jefe de la enseñanza preuniversitaria en este municipio suroriental de Cuba, señala que para tratar este flagelo existe un plan de acción conjunto. En él se vinculan Educación, la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), también organizaciones políticas y de masas, el Minint, Fiscalía, Salud Mental, entre otras.

Hasta el territorio llega también el proyecto Luces para la Vida. Educadores y alumnos se integran para participar en conferencias, videoconferencias y concursos que abordan el rechazo a las drogas desde todas las modalidades.

Vínculo familia-escuela contra las drogas

Para estrechar el vínculo de trabajo con las familias el tema se lleva a las escuelas de educación familiar. Estas sesionan mensualmente en todos los centros educativos del municipio. “Ahí se reflexiona junto a madres y padres de los estudiantes de la enseñanza media sobre los peligros de la permisibilidad en edades adolescentes, con énfasis en las drogas pasivas”, apunta Alexys Camejo.

Este flagelo se aborda también en los propios espacios de los estudiantes, ya sean talleres, asambleas de grupo o turnos de debate.

Hemos convocado en diversos momentos a la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (FEEM) a fortalecer el combate contra las drogas y las adicciones de forma creativa. Puede ser aprovechando las tecnologías y el acceso a internet con que cada joven de preuniversitario cuenta, para abordar el asunto en las propias redes sociales.”

Leidel Rodríguez del Toro, presidente de la FEEM en el territorio destaca que para fomentar el rechazo a las drogas se pretenden concretar varias ideas novedosas.

Lo primero es crear nuestra propia página web y actualizarla con sistematicidad. Hemos pensado en varios memes sobre el tema para postearlos a nuestros amigos. También tenemos la meta de crear un gran grupo de discusión y tratar el tema con alumnos de todas las escuelas preuniversitarias de Contramaestre.”

Aunque el consumo de drogas fuertes no es una práctica generalizada en Cuba si ganan espacio entre la juventud los cigarros y las bebidas alcohólicas, conocidas como drogas pasivas. Tras ellas, numerosos problemas de salud y violencia. Es para evitarlos que se concentran todos los esfuerzos posibles en que los bizoños aprender a decir, por voluntad propia a quien se las ofrezca, No, Gracias.

Liliana Lorente Matamoros

Liliana Lorente Matamoros

Periodista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *