Días redentores en Demajagua (I)

Los primeros días del mes de octubre de 1868 fueron redentores en La Demajagua, Manzanillo. Para la generación de cubanas y cubanos de hoy, el privilegio de viajar hasta esas lejanas pero históricas fechas la permiten los historiadores.

Es César Martín García de esos que viven lo que cuentan. Su verbo encendido invita al que escucha a adentrarse en sus relatos. Así se siente cuando narra los hechos acontecidos los días antes, durante y después del primer Grito de Libertad en Cuba, el 10 de octubre, hace 151 años.

Ya jubilado y con una debilidad visual, este hombre sencillo, que dedicó 30 años de su vida al Parque Nacional La Demajagua, conserva el mismo amor por la historia de ese lugar sagrado de la Patria.

Aunque los ojos de César ya no pueden ver la luz, sus palabras cobran fuerzas para contar los secretos de aquel legendario sitio donde el patricio Carlos Manuel de Céspedes abandonó sus riquezas para transformar el curso de la historia en Cuba.

Liliana Lorente Matamoros

Liliana Lorente Matamoros

Periodista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *