Días redentores en Demajagua (II)

La mañana del 10 de octubre de 1868 fue uno de los días redentores en Demajagua. Después de varias jornadas de preparación, Carlos Manuel de Céspedes exclamó: ¡Ciudadanos, este sol que véis alzarse por la cumbre del Turquino, viene a alumbrar el primer día de libertad e independencia para Cuba!

Así lo recuerda el historiador y antiguo director del Parque Nacional La Demajagua César Martín García. Aunque jubilado, no puede evitar estremecerse al rememorar los acontecimientos de aquel histórico día.

Con su forma de narrar cómo fue aquella mañana, pretende que las nuevas generaciones, al escucharlo, no dejen morir el legado de los hombres y mujeres que ofrendaron sus vidas en el Grito de Independencia, hace 151 años.

Este avezado historiador de la ciudad de Manzanillo, lleva en su corazón las memorias que nacen en el Ingenio Demajagua.

Liliana Lorente Matamoros

Liliana Lorente Matamoros

Periodista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *