Cuba salva vidas, no bloquea

Cuba salva vidas todos los días dentro y fuera de sus fronteras a través de las donaciones de sangre y sus derivados útiles a la salud.

Basta que se conozca la primera noticia de un fenómeno natural en cualquier punto del planeta y de inmediato el estado cubano ofrece su ayuda solidaria.

Una de las modalidades más comunes de ayuda de Cuba a sus habitantes y a cualquier ser humano, es la transferencia de sangre, plasma y otros hemoderivados, acompañados por equipos especializados de técnicos en la institución de Banco de Sangre.

Con la mayor cuota posible de amor y profesionalidad,  médicos, licenciados en enfermería y laboratoristas han sido capaces de ofrecer hasta su propia sangre en medio de emergencias de países vecinos.

En Cuba, las donaciones de sangre no constituyen un negocio de compraventa como en otras naciones del mundo. Su aporte a las instituciones de salud se regula y atiende con sumo cuidado y constituye un mérito social ser donante de sangre.

Sin embargo, el costo del equipamiento tecnológico para desarrollar los procesos de extracción de hemoderivados es sumamente caro. A causa del bloqueo comercial y financiero impuesto por el gobierno de los Estados Unidos a Cuba, el sector de la salud publica en Cuba, se ve limitado en su humana labor.

Los propios protagonistas, trabajadores del Hospital General Orlando Pantoja Tamayo de Contramaestre, Cuba, así lo confirman.

Juan Carlos Roque Alonso

Juan Carlos Roque Alonso

Periodista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *