Cuba, donde lo humano se convierte en divino

Cuba es la mayor de la Antillas. En este pedazo de tierra que se mece en las aguas del mar Caribe, lo humano de su gente se convierte en divino.

No se trata de un sentimiento que se paga con millones de dólares, de esos que circulan libremente en los paraísos fiscales del planeta: lo humano en Cuba brota gratis, a cada paso que puede dar por sus calles el ciudadano libre.

Una de las más excelsas expresiones de lo humano, se puede encontrar en una pequeña pero confortable habitación del Hospital General Orlando Pantoja Tamayo de Contramaestre, en el Sur Oriente de Cuba.

En esta instalación que sobrepasa los 30 años de servicios médicos se ubica el Laboratorio Clínico que evalúa las muestras de fluidos de los pacientes ingresados y otros remitidos por personal especializado.

Pero esta inmensa carga de amor y humanidad que expresan los especialistas y técnicos de laboratorio se ve obstaculizada por la persecución financiera y tecnológica que indica el gobierno de los Estados Unidos a sus trasnacionales, para evitar que se adquieran los reactivos necesarios para los análisis clínicos.

Juan Carlos Roque Alonso, periodista de los Servicios Informativos de Radio Grito de Baire, facilita esta denuncia al bloqueo yanqui.

Angel del Toro Fonseca

Angel del Toro Fonseca

Jefe de la redacción digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *