Contramaestre y la Constitución de 1940

Una casa de Contramaestre, en el oriente de Cuba, ha conservado en silencio hasta nuestros días un hecho acontecido en su interior. Allí se produjo un encuentro que forma parte de nuestra memoria histórica. El pueblo la reconoce como Casa de los Combatientes. Pero, ¿qué ocurrió allí que la convierte en un lugar histórico?, ¿de quién era esta casa?

Rigoberto Romero Tabares, trabaja en esa casa actualmente, es responsable de la conservación de la memoria histórica y de la educación patriótico militar de sus integrantes.

Romero Tabares en Contramaestre tiene la certeza, por los testimonios compilados, de que en la Casa de Lilin Rojas se preparó Romárico Cordero, el 15 de marzo de 1939, para representar como delegado a los campesinos de la región en el proceso de discusión y aprobación de la Constitución de 1940.

Adyanis Castillo Licea

Adyanis Castillo Licea

Webmaster

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *