Contramaestre sortea el bloqueo

Contramaestre sortea los obstáculos del bloqueo que impone el gobierno de los Estados Unidos a Cuba, gracias a la pericia de un importante grupo de profesionales de la medicina.

Cada mañana, sin distinción de edad, sexo u origen social, llegan hasta el Hospital Orlando Pantoja Tamayo de Contramaestre, decenas de personas que serán intervenidos quirúrgicamente por diversas dolencias. A ninguno de ellos se les pide un centavo a cambio.

Esta realidad de todos los días en este pedacito de Cuba es muy distinta a la que acontece en prácticamente todo el planeta. En muchos casos, los gobiernos tienen la intención de sostener servicios de salud gratuitos y no pueden por la carencia de recursos especializados, humanos y financieros.

En otros casos, la voluntad gubernamental de los países no contempla los servicios médicos gratis y cuando esto ocurre, la población más humilde sufre mucho.

En el caso de Cuba, no solo basta la buena voluntad del gobierno y sus profesionales de la Medicina. Resulta imprescindible sortear los impedimentos de monopolios internacionales que impiden el buen curso de los cuidados médicos.

Este es el caso del colectivo que labora en las funciones de anestesistas y cirujanos del Hospital Orlando Pantoja Tamayo de Contramaestre.

Juan Carlos Roque Alonso

Juan Carlos Roque Alonso

Periodista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *