Contramaestre, de lo humano a lo divino

Contramaestre ha pasado en pocas horas de lo humano a lo divino. Su pueblo se va movilizando con mayor percepción del riesgo contra de un nefasto brote epidémico de dengue.

Las autoridades gubernamentales y el personal del Ministerio de Salud Pública van tomando decisiones cada vez más acertadas y la vida humana se protege por encima de todas las otras cosas.

contramaestre-batalla-contra-el-dengue-1
Los niños de Contramaestre son atentidos con esmero en la batalla contra el brote epidémico

Las posibilidades de muerte se van reduciendo. Esta, que en este caso no es nada natural, cede paso a una práctica que muy poco se conoce en el planeta: el humanismo sazonado de  solidaridad, la entrega personal demostrada en las horas de desvelo, la mano tendida al prójimo, la sensibilidad.

Esta breve descripción periodística que no intenta suplantar la preocupación ni el dolor de los seres humanos ante un familiar enfermo, no es circunstancial en Contramaestre. Desde hace varias semanas se enfrenta en este territorio del Oriente de Cuba un brote epidémico de dengue, que jamás se acercará a los desastres que asolan a los sectores más humildes de poblaciones de la zona tropical del planeta, fuera de Cuba.

Muy poco se duerme en Contramaestre por estos días. Es constante el accionar de puestos de dirección de todos los organismos implicados en la batalla contra la enfermedad. Servicios Comunales, la entidad de Acueductos y Alcantarillado, la Unidad Municipal de Higiene y Epidemiología y el resto de las ramas económicas y sociales se han entrelazado en la misión sagrada de proteger la vida humana.

Claro que a cada paso que se intenta dar para solucionar los problemas de la salud comunal, interfieren las zancadillas del bloqueo actual del gobierno de los Estados Unidos.

Dentro ellas, el cerco económico y financiero que coloca en coyunturas difíciles al abastecimiento del combustible para el transporte y la propia fumigación de repartos con mayor incidencia en la enfermedad; la necesidad de ahorrar sales de rehidratación que se adquieren a un alto costo en el mercado mundial y que ahora se ha hecho necesario elaborarlas a partir de fórmulas criollas, en fin, heroicidades y dificultades de las que los cubanos tenemos ya más de 60 años de entrenamiento.

El gobierno municipal decidió y ejecutó la adquisición de módulos de camas y avituallamiento completamente nuevos para dotar a las nuevas instalaciones que se abrieron en centros educacionales confortables, hasta completar cientos de capacidades en cuatro instituciones.

contramaestre-batalla-contra-el-dengue-3
Avituallamiento completamente nuevo para los enfermos de dengue en Contramaestre

Toneladas de productos cárnicos, de frutas y jugos naturales se destinan diariamente para cada hospital. Muchos acompañantes de los pacientes expresan que se trata de una alimentación de lujo.

El Hospital General Orlando Pantoja Tamayo, ha ido desconcentrando a cientos de pacientes en estas nuevas capacidades, para concentrar a sus más experimentados especialistas en las urgencias médicas y la atención de la gravedad que se pueda producir.

La coyuntura fue, es y será difícil por unos 15 días más, pero lo que ha brotado con naturalidad y agilidad han sido: la ocupación del Partido Comunista de Cuba, del gobierno municipal; la asesoría, visita y atención de autoridades nacionales y provinciales del Ministerio de Salud Pública de la República de Cuba y la consagración sin límites de los profesionales y trabajadores todos de este sector en Contramaestre.

En las salas de los hospitales de campaña, los rostros de los trabajadores de la salud se muestran cansados por las tantas horas de actividad, pero la satisfacción le brota por los poros porque se unen a cada madre o padre para tomarles la temperatura a los niños y adultos 6 veces al día.

Abuelos, tías, padres que relevan a las madres, se funden con enfermeras y médicos para abandonar el estilo clásico del protocolo de un hospital normal, y convertir el ambiente de campaña en un gran taller donde se moldea y se rescata la vida. Y eso es lo único que importa hoy a los contramaestrenses.

Desde fuera de Cuba, los mensajes, las preocupaciones y las preguntas llueven. ¡Que bueno! ¡Mucho aliento, fe, amor y deseos de que todo pase es lo que rebosa los mensajes!

La radio municipal repleta sus ondas para la audiencia local y fuera de fronteras y los propias canales de INTERNET, con el mensaje preventivo que es sumamente necesario aun y el reflejo de cuanto se hace para acabar con las consecuencias de molestos vectores y virus hoy.

Los politécnicos William Soler Ledea y Ramón Ricardo Méndez Cabezón del batey América Libre, fueron convertidos en hospitales en solo horas. Sus directivos y profesores están atentos para complacer cualquier pedido de los internados. Las aulas han sido convertidas en espacios donde se preserva la salud del ser humano.

contramaestre-batalla-contra-el-dengue-2
Dormitorios y aulas convertidos en hospital de campaña en Contramaestre

Aunque hay preocupación y hasta algunos datos alterados por la coyuntura difícil, muy pocas personas preguntan hoy por las cifras. La Revolución Cubana sigue dando a cada uno de sus hijos, no todo lo que quisiera, pero sí todo lo que tiene a su alcance.

En casos como este ¡Qué capacidad tiene el cubano para convertir lo humano en divino al instante! ¿Se podrá pedir más de este pueblo heroico? Si se puede porque nos queda mucho por hacer.

En este empeño glorioso, estamos los agradecidos de Contramaestre.

Angel del Toro Fonseca

Angel del Toro Fonseca

Jefe de la redacción digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *