Ciencia y técnica puntales de la agricultura

La agricultura en Contramaestre, municipio del oriente de Cuba, aplica ciencia y técnica en la producción de alimentos como puntales para la soberanía alimentaria.

La producción de granos en este territorio tiene su mayor plaza en el cultivo del maíz y en los últimos años las nuevas variedades introducidas por el Instituto de Investigaciones de Granos en Cuba van dejando atrás las tradicionales.

Es Contramaestre el municipio de la provincia de Santiago de Cuba que siembra mayor cantidad de hectáreas de maíz en cada campaña, las que superan unas siete mil.

En la obtención de este grano están involucrados productores de 24 formas productivas entre Cooperativas de Créditos y Servicios (CCS), de Producción Agropecuarias y Unidades Básicas de Producción Cooperativas (UBPC).

Ciencia y Técnica v.s Altos rendimientos

El diagnóstico realizado por el Ingeniero agrónomo Yaicel Montero Rodríguez, extensionista en Instituto Nacional de Granos en la provincia de Santiago de Cuba, se encamina a evaluar por qué en la agricultura de este territorio los rendimientos del cultivo del maíz son tan bajos.

“ Hemos introducido en toda provincia seis variedades de maíz de mejoramiento genético obtenidas en el Instituto Nacional de Investigaciones de Granos, aunque ya existía la T- 7928 pero llevaba mucho tiempo. La variedad MAIG Escambray en los municipio Santiago y San Luis. En Contramaestre los MAIG Dorado, Diamante, 5461, 5462 y Esmeralda. Ya algunos productores que la cosechan dan fe de sus altos rendimientos, superior a las 4. 5 toneladas por hectáreas”.

“Estas variedades de mejoramiento genético son resistentes a la sequía, a las plagas y enfermedades. Todas han tenido un comportamiento muy favorable en dependencia del clima, los suelos y el territorio”.

Impacto del proyecto PRODECOR y SE Granos

El Proyecto de Desarrollo Rural Cooperativo (PRODECOR) tiene un impacto significativo en la producción de granos en el municipio de Contramaestre.

Como fortalezas están que 24 cooperativas se benefician con implementos, maquinarias y sistemas de riego para alcanzar más toneladas de maíz por hectáreas tras las siembras de las nuevas variedades.

Es real que en la agricultura de Contramaestre se superan las 10 mil toneladas de maíz en una cosecha y que el mayor por ciento se destina a la sustitución de importaciones para el alimento animal y el frijol que se obtiene en menor cuantía va al consumo humano.

A todo esto se suma la inversión y montaje de la mayor planta de beneficio de granos del país en Contramaestre con capacidad para procesar 120 toneladas diarias de ambos granos.

Esta se encuentra a más del 85 por ciento de su conclusión y se espera que el 30 de septiembre inicie sus primeras pruebas.

La debilidad latente es lograr que el ciento por ciento de los productores de maíz en Contramaestre apuesten por cualquiera de las variedades de mejoramiento genético para mayores rendimientos.

En este objetivo juega un papel determinante el proyecto de colaboración internacional SE Granos Cuba -Japón que posibilita la capacitación y actualización de los productores de granos de la provincia santiaguera.

Lograr el encadenamiento productivo desde el campo hasta la industria en el cultivo del maíz y frijol es el desafío mayor que tienen los cooperativistas en Contramaestre para que este municipio siga siendo el granero del oriente cubano.

Meycis Rodríguez González

Meycis Rodríguez González

Periodista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *