Campesino de Contramaestre busca la excelencia en los cultivos

campesino
Campesino con cultivos de excelencia

Juan Alberto Capote Vega es un campesino de la localidad de Contramaestre, que se levanta todos los días en busca de la excelencia en los cultivos que atiende. Este cubano enamorado de la tierra,  ha dejado un lado momentáneamente su calificación como especialista en Comunicación Social, para responder al llamado de la dirección del estado, que se ha planteado la producción de alimentos como un problema de seguridad nacional.

 

Capote Vega es parte del movimiento de usufructuarios que solicitó tierras en Contramaestre, bajo la posibilidad del Decreto Ley 259, con el objetivo de producir hortalizas, granos, viandas y frutas con destino a la población de la localidad y de la ciudad capital Santiago de Cuba. Sus experiencias en la actividad agraria, resultan ejemplarizantes para el resto de los campesinos de la Cooperativa de Créditos y Servicios Frank País García.
Periodista: ¿Qué sistema de cultivo le ha permitido obtener positivos resultados en sus labores agrícolas?
Juan Antonio: Nuestros cultivos se encuentran enclavados en la zona de América, a orillas de la Carretera Central de Cuba. Aquí mantenemos un sistema de siembra escalonada de la misma manera que se nos sugirió por las autoridades del municipio, para sostener las producciones de ciclo corto, fundamentalmente la habichuela, el quimbombó y la berenjena y hasta ahora estamos manteniendo el año entero con estos cultivos.
P: ¿Cómo lograr tener más áreas cubiertas y menos áreas vacías?
J. A.:Para eso hay que sostener el escalonamiento. No se pueden tener todas las áreas cultivadas al mismo tiempo, ni tampoco vacías. Cada 30 días hay que tener un terreno vacío que permita la siembra. Felizmente, hemos creado las semillas de las mismas producciones que logramos aunque inicialmente adquirimos las mismas en la Empresa Provincial; pero como estas son muy costosas, pues sembramos tres carreras de un cultivo y sus resultados los dejamos para fomentar la próxima cosecha.Así siempre tenemos una semilla fresca.
P: ¿A las puertas del último mes de la etapa de siembra de primavera y casi en el inicio de la etapa de frío, qué visualizas como estrategia de siembra?
J. A.: Nosotros ya tenemos canteros y estamos a la espera de la indicación de proceder a la siembra de tomate. Hasta la fecha hemos tenido buenos resultados con este cultivo; una parte del mismo se le entregado históricamente a la Empresa de Acopio de Contramaestre y la otra pasa a la industria procesadora. Esta zona es muy buena también para el cultivo de la lechuga y para ello tenemos también canteros de posturas preparadas, pero hay que esperar a que bajen las temperaturas un poco porque están muy altas para este cultivo.
En materia de fertilización estamos trabajando exclusivamente con materia orgánica proveniente de cachaza, que es un derivado de la caña de azúcar y el denominado compost, todo con un sentido agroecológico.
Estoy convencido que la tierra rinde si se trabaja. No hay tierra mala.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *