Almeida y Fidel en el corazón del pueblo

Fue en el balneario de la Universidad de la Habana donde se conocieron Fidel y Juan Almeida Bosque. Entre ellos surgió una amistad, acompañada por compartidas inquietudes revolucionarias. Amistad por la cual el joven mulato del barrio de los Pinos en la Habana, viajó hasta Santiago de Cuba a combatir a la tiranía en su propio cuartel, El Moncada.

De los primeros en la línea de combate, fiel, inteligente, atrevido y buen estratega. Almeida se ganó la admiración y confianza del Líder cubano y en no pocas ocasiones, este dedicó sus líneas discursivas a hablar sobre él.

En septiembre de 1961 durante la entrega de premios a los ganadores del Concurso de canciones populares inspiradas en la Revolución, en el Teatro García Lorca, Fidel dijo que había descubierto las dotes musicales de Almeida luego del triunfo de la Revolución. En ese mismo escenario, comentó que aquel negro revolucionario contribuía con ingresos obtenidos de sus composiciones a la Reforma Agraria.

Hace justamente diez años cuando el Comandante músico partió a la eternidad. Fidel escribió una reflexión donde destacó: Fui privilegiado testigo de su conducta ejemplar durante más de medio siglo de resistencia heroica y victoriosa, en la lucha contra bandidos, el contragolpe de Girón, la Crisis de Octubre, las misiones internacionalistas y la resistencia al bloqueo imperialista.

En ese texto, dice además que escuchaba con placer algunas de sus canciones, y en especial aquella de encendida emoción que ante el llamado de la Patria a «vencer o a morir» se despedía de humanos sueños. El tema era La Lupe.

Sobre Fidel, Almeida siempre destacó el carácter humanista; confesó en varias ocasiones que creer en él lo llevó a declararse comunista y socialista luego del glorioso Primero de Enero de 1959. También le motivaba del Comandante el hecho de celebrar las victorias de un negro, cualquiera que fuera su profesión.

Almeida y Fidel, por sus historias de vida comparten un lugar en el corazón del pueblo. Conquistaron la Revolución y construyeron toda una obra justa. Hoy, en el décimo aniversario del deceso del Comandante del Tercer Frente Oriental Mario Muñoz se recuerda como ejemplo de constancia, entrega y honestidad.

Liliana Lorente Matamoros

Liliana Lorente Matamoros

Periodista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *