La décima es Santiago Almaguer

La décima es su confidente, a ella Santiago Almaguer Valdés entrega sus días, dibujando con palabras lo que sucede a su alrededor.

El don de la improvisación descubierto desde niño tuvo que ser relegado con solo ocho años; una mocha afilada y un morral lo bautizan de campesino, obligado a continuar el oficio familiar. Como un analfabeto más de una Cuba precaria transcurre su vida montaña tras montaña de la Sierra Maestra.

En el año 1972 se traslada a Los Negros, pueblo de Contramaestre donde vive actualmente. Allí una vez jubilado, inicia su etapa más prolífera, con una obra que sobrepasa, hoy, las 4 mil décimas.

A Santiago Almaguer va esta obra.

Guión y dirección: Dailín Pelegrín Páez, estudiante de 3er año de Periodismo.

Adyanis Castillo Licea

Adyanis Castillo Licea

Webmaster

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *